KATRIN 80


Categoría de producto: Herbicidas
Principio activo: Imazapir 80%

Herbicida sistémico para uso pre- y post-emergente de las malezas. Es absorbido tanto por follaje como por raíz y es de acción residual. Utilizado en cultivos de girasol tolerante a las imidazolinonas, así como en pre-plantación de pino taeda.
Una vez aplicado, las malezas detienen su desarrollo, ocurriendo la muerte de
aquellas luego de 3 a 4 semanas. KATRIN 80 ejerce un control residual en las
malezas susceptibles que germinan después de su aplicación. Se logra un excelente control de las malezas cuando las condiciones de humedad son óptimas en el cultivo.

Traslocación; preventivo.

Inhibe la enzima acetohidroxiácido sintasa (ALS) esencial en el proceso
de síntesis de los aminoácidos de cadena ramificada en la planta. El efecto fitotóxico está causado por la deficiencia de esos aminoácidos, lo que provoca una disminución de la síntesis de proteínas, lo que afecta la división celular y la translocación de fotosintatos en los puntos de crecimiento.

Abrojo chico, Abrojo grande, Albahaca silvestre, Ambay, Amor seco,
Apio cimarrón(2), Bananita, Cebadilla del campo, Cebollín(2), Chamico, Charrua, Chinchilla, Chufa(2), Cola de zorro, Enredadera anual(2), Enredadera perenne, Flor de San Juan, Fumo bravo, Gramilla, Horquetera, Lecherón, Malva cimarrona, Maria mola, Matacampo, Mocopavo, Ortiga gigante, Paitén, Pasto bandera,
Pasto de cuaresma, Pasto jesuita, Pasto yacaré, Pata de gallina, Peludilla, Quinoa, Roseta, Sanguinaria, Setaria, Tartago, Yuquery.

Girasol, Pino Taeda.

Girasol: 100 g/ha

Pino Taeda: Pre-plantación: 500 g/ha.

Girasol: Aplicar en post-emergencia temprana del cultivo,
evitando la superposición de la aplicación.

Pino tadea: Se debe aplicar en pre-plantación. Preparar el terreno procurando una baja cantidad de rastrojo y restos leñosos que interfieran en la aplicación; en el caso de uso de rastra, dejarlo libre de terrones y grandes desniveles, aplicar el producto con maleza emergida y dejar transcurrir entre la aplicación del producto y la plantación del cultivo un período de 15 a 30 días. Este tiempo deberá extenderse cuando se den condiciones climáticas desfavorables para
el transplante y posterior arraigamiento del plantín de pino taeda, tales como períodos de sequía prolongados o temperaturas extremas. Para acortarlo es importante que los plantines transplantados sean vigorosos, así como que los suelos sean profundos y con buena aptitud forestal. Otra razón para extender el período entre aplicación y plantación sucede en situaciones en que la preparación
del sitio de plantación posea abundancia de maleza emergida, de forma
que al momento de plantar, haya habido suficiente tiempo para una adecuada descomposición de residuos y restos verdes; logrando así, una menor interferencia para la tarea de plantación y el arraigamiento de los pinos.

Envianos tu consulta

    Por favor, copiar el siguiente código abajo: captcha